Recibir IN-ON

Súmate a nuestro Facebook

Instagram

Entradas recientes

Entrega de Diplomas: Medalla Puid Adam y Premio Seijas y Lozano (I)

Retrato de Carlos Vera en Industriales UPM

Entrega de Diplomas: Medalla Puid Adam y Premio Seijas y Lozano (I)

El Lunes 23 de Septiembre de 2013, tuvo lugar Acto de Entrega de Diplomas de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid. Vamos a ir analizando las ceremonia a lo largo de varios posts. En este primero los premios de la F2I2:

Medalla “Puig Adam” a Carlos Vera Álvarez, en reconocimiento a la labor científica y técnica de los Ingenieros españoles que se han significado eximiamente por el rigor de su trabajo, los avances tecnológicos derivados de él y su influencia en la mejora de la Ingeniería Industrial española .

Cuadro de Carlos Vera en Industriales UPM

Con estas palabras entregó, D. José María Martínez-Val, Director de la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial, el premio:

“El jurado del Premio Medalla “Puig Adam ha tenido a bien recordar las características de quién fuera Director de nuestra Escuela y luchador infatigable por la misma y por la ingeniería industrial; entendiendo que Carlos Vera reunía todas las virtudes que querríamos para nuestra ingeniería, y quizás su único defecto fuera la vehemencia absoluta con que defendía nuestra carrera. Defecto que ya querríamos para todos nosotros. Carlos cubría todos los flancos de la ingeniería industrial, desde el lectivo hasta el organizativo, pasando por la investigación y el desarrollo tecnológico y la apuesta hacia el futuro sobre la base de un trabajo constante y bien hecho.

En la Escuela, valga la redundancia, dejó Escuela, no solo en su área específica de vehículos de transporte terrestre de todo tipo, sino en su modus operandi, muy rápido e infatigable, aunque al mismo tiempo muy maduro y seguro de sí mismo.

Carlos consolidó la Escuela en un momento de evolución europea de las enseñanzas universitarias, luchó por la conservación de un título con señas de identidad incuestionables, y dejó como herencia el compromiso que hemos de tener con estas exigencias y auto exigencias que hemos comentado de su persona.

Fue además, especial promotor de las labores de nuestra Fundación, a la que entendió siempre como un brazo armado al servicio de la Escuela.

Por todo ello, y por lo que significa la Medalla del ilustre ingeniero y pedagogo, Don Pedro Puig Adam, se reconoce de justicia esta distinción a título póstumo, que su temprana muerte impidió que se hiciera con su presencia.”

La Medalla Puig Adam, que otorga la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial, honra la memoria del insigne Ingeniero Industrial D. Pedro Puig Adam, profesor de matemáticas y maestro de muchas generaciones de Ingenieros Industriales en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid (ETSII).

Premio Manuel Seijas Y Lozano, en reconocimiento a la labor pública en pro de la Ingeniería Industrial a Rafael Portaencasa Baeza .

También en este caso, el premio fue entregado por D. José María Martínez-Val:

“El 2 de noviembre de 1992, Rafael Portaencasa firmaba, como Rector de la Politécnica, y atendiendo a las peticiones de la Escuela de Ingenieros Industriales, la carta fundacional de la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial.

Se coronaban así varios años de esfuerzo para adecuar las estructuras de nuestra Escuela desde una situación de mayor dependencia respecto del Ministerio de Industria a la nueva realidad universitaria española. Y se hacía dicho cambio sin merma alguna de capacidad operativa en la tecnología y en los servicios técnicos para administración y al mundo empresarial.

Ese salto cualitativo fue acompañado también de un gran salto cuantitativo permitiendo un desarrollo excepcional de las capacidades de la Escuela, a través de la Fundación, que en 20 años ha visto crecer su patrimonio y su equipo humano hasta niveles que solo un soñador como Rafael Portaencasa pudo imaginar.

En este sentido, su capacidad de liderazgo y su visión de futuro fueron esenciales para esta transformación en pro de la ingeniería industrial de nuestro país, y particularmente de su concreción en esta Escuela.

Por todo ello, es de justicia reconocer su esfuerzo con la distinción que caracteriza el acierto y la dedicación en beneficio de la ingeniería industrial.”