Recibir IN-ON

Súmate a nuestro Facebook

Instagram

Entradas recientes

Cómo su talento los llevó a Dubai

Cómo su talento los llevó a Dubai

Después de ganar la última edición del Global Management Challenge España, la mayor competición de estrategia y gestión de empresas del mundo dirigido a jóvenes universitarios y emprendedores, Guillermo García-Escribano, Óscar Mate, Javier Melguizo y Carmen Moreno viajaron a Dubái para representar a España en la Final Internacional del GMC el pasado mes de abril, y consiguieron el mejor resultado para España en una década, el octavo puesto. Nuestro país continúa siendo el cuarto más laureado tras Portugal, China y Rusia, con un total de 4 títulos internacionales, el último en 1996. Los protagonistas nos cuentan su experiencia y todas las claves de la competición.

¿Por qué os planteasteis participar en este concurso?

Carmen: Realmente no tuvimos que pensárnoslo, participar formaba parte de la asignatura de  Dirección Financiera así que solo tuvimos que formar el equipo. Sin embargo estamos muy agradecidos de que se nos haya dado la oportunidad de participar en un concurso de estas características, algo que probablemente no nos habríamos planteado por nuestra cuenta.

¿Cómo ha sido para vosotros llegar a la final GMC?

Óscar: Pues realmente es algo que no sé si todavía hemos llegado a interiorizar. Según iban avanzando las rondas (en el caso de España hay que superar hasta tres rondas para llegar a la Final Internacional) nos íbamos dando cuenta de que cada vez era más factible el llegar a la final, al ir dejando por el camino a cada vez más equipos. Y, cuando finalmente supimos que íbamos a ir a la Final Internacional, fue una mezcla de sensaciones que finalmente se tornó en orgullo de representar a nuestro país en un evento de tal magnitud.

¿Qué habéis aprendido?

Javier: Principalmente nos llevamos una visión global y muy cercana a la realidad de lo que es una empresa. El simulador en el que se basa el concurso incluye una gran cantidad de variables con muchas dependencias entre ellas que hay que tener en cuenta para optimizar los resultados, tal y como ocurre en cualquier empresa. Entre todas esas variables quizás destacaríamos las personas, en nuestro caso, en la final internacional, tuvimos dificultades para contratar empleados y nos vimos lastrados sin poder acabar en una mejor posición. Esto nos ha enseñado la importancia de ser previsor en cuanto a las  variables aleatorias que no dependen de la decisión tomada.

¿Qué destacaríais del resto de equipo de otros países?

Guillermo: Nos sorprendió encontrarnos con un grupo de países increíblemente competitivos (Rusia, China, Macao…) que prácticamente eran profesionales del concurso. Se notaba que no era su primera vez participando, que contaban con un gran apoyo detrás, y que estaban dispuestos a todo por dar la victoria a su país. Sus decisiones estaban calculadas al milímetro con las potentes herramientas de las que disponían. Contrastaba mucho con nuestra forma de hacer las cosas, más humilde y pragmática. Al fin y al cabo, nosotros tuvimos que desarrollar nuestra preparación para el concurso desde cero en el poco tiempo libre que te dejan los estudios en la ETSII.

Otro punto a tener en cuenta era que la mayoría del resto de equipos eran estudiantes o trabajadores del mundo de la economía y la dirección de empresas. Estamos más que satisfechos de haber obtenido el pase a la Gran Final apoyándonos en nuestra formación como ingenieros industriales en un ámbito que sobre el papel no es el nuestro.

¿Qué le aporta a un estudiante la participación en este tipo de retos?

Javier: Creo que aporta una visión distinta del mundo de la empresa respecto del que se tiene siendo alumno durante la carrera universitaria, no sólo por el desarrollo per se de la competición, si no por el contexto de la relación con los demás equipos. La competitividad es muy alta en las fases finales de GMC, y tienes que aprender a manejar la presión.

Además, el ambiente internacional y multicultural es fantástico, y sin duda es una experiencia muy enriquecedora.

¿Cuáles son las competencias en las que pensáis habéis destacado?

Carmen: En primer lugar, en la toma de decisiones sin disponer de hojas de cálculo complejas, es decir, conseguimos tener una percepción global de cómo unas variables afectan a otras para tomar las decisiones de forma cualitativa. Esto nos supuso una ventaja en la Final Nacional ya que no se podían llevar ordenadores ni hojas de cálculo propias.

Sin embargo, en la Final Internacional, sí se podía llevar material personal, lo cual nos supuso un hándicap, dado que otros equipos habían desarrollado hojas de cálculo más completas que las nuestras.

Además hemos llevado a cabo un gran trabajo en equipo, ya que creamos un ambiente de trabajo que nos permitió dar lo mejor de cada uno y llegar a la Final Internacional.

¿En qué tipo de trabajo o sector os gustaría desarrollar vuestra carrera profesional?

Óscar:Creo que cada uno quiere hacer algo ligeramente distinto: montar una empresa de ingeniería propia a medio-largo plazo, trabajar en el sector biomédico, formar parte del departamento de I+D de alguna empresa del sector energético o trabajar como desarrollador hardware-software. Aunque nunca sabes lo que pasará en el futuro y lo mismo acabamos montando una empresa todos juntos, quién sabe…

Decidnos en una frase cada uno de vosotros en qué consiste la Competición GMC

Javier: GMC es una competición que resalta la importancia de la toma de decisiones en el entorno de la empresa, y de cómo el estudio de la información propia es clave en la misma.

Óscar: GMC es un concurso de gestión empresarial basada en un simulador informático que te permite tomar decisiones por trimestres de una empresa ficticia que produce tres tipos de productos y los comercializa en tres mercados internacionales en base a un histórico de los resultados de cinco trimestres.

Carmen: GMC es comprender todas las variables que afectan al resultado económico de una empresa y la relación que hay entre ellas, así como gestionar adecuadamente los recursos para optimizar el resultado. Además, GMC supone un reto para el aprendizaje de trabajo en equipo y una experiencia realmente enriquecedora.

Guillermo: Para un estudiante de la ETSII como nosotros, GMC es dar un paso más allá y trasladar lo aprendido en la escuela al mundo real. Se trata de enfrentarse a un reto profesional en el que junto con tu equipo debes sacar adelante una empresa en un entorno simulado.

Preguntamos también a los profesores su opinión sobre la competición y los resultados

Desde el punto de vista de la docencia ¿qué aportan estas competiciones a los estudiantes? ¿Y a los profesores?

En la Unidad Docente de Administración de Empresas los profesores somos incondicionalmente partidarios de este tipo de formación que combina lo aprendido en el aula con la educación práctica (learning by doing).  El simulador GMC contribuye a potenciar las habilidades empresariales  y de creación de empresas de los alumnos a través del desarrollo de sus competencias y habilidades (capacidad analítica, toma de decisiones, trabajo en equipo o gestión de riesgos),  todo ello dentro de un ámbito internacional,  al ser una competición en la que participan países de los cinco continentes.

La respuesta de los alumnos a esta apuesta de los profesores, la utilización del simulador de GMC como parte de la asignatura de Dirección Financiera del Máster de Ingeniería Industrial y del Máster de Ingeniería Química, ha sido muy positiva, tanto en la valoración en sí de la misma, como en relación a los éxitos en la competición, que van más allá de la propia asignatura. Los alumnos siguen participando en las siguientes fases de la competición con excelentes resultados una vez acaba la asignatura en enero. Incluso hay alumnos repiten el curso siguiente, como es el caso del equipo que quedó cuarto en la Final Nacional año pasado.

 A nivel nacional nuestra Universidad y en concreto nuestra Escuela destacan, ¿por qué?

En general los ingenieros tienen un muy buen desempeño en el ámbito de la dirección de empresas, tanto por su capacidad analítica como por su orientación a la resolución de problemas. Nuestros alumnos destacan por su sólida formación, no solo a nivel científico-tecnológico sino también a nivel de habilidades y competencias profesionales, lo que es muy  bien valorado por todos los sectores.

Este año el primer y el segundo puesto de la Final Nacional fue para dos equipos de la Escuela y a lo largo de estos cuatro años en que los alumnos han participado en la competición, siempre ha habido grupos que han pasado  en la Final Nacional y en dos ocasiones la han ganado y representado a España en la Final Internacional.

 ¿Cómo se siente un profesor/profesora con un éxito tan grande de sus alumnos?

Para los profesores es un orgullo contar con alumnos como Oscar, Carmen, Javier y Guillermo, estudiantes responsables, creativos, capaces y comprometidos, que se implican en proyectos académico y extraacadémicos. Somos conscientes que llegar a al final ha requerido un esfuerzo grande y queremos que su éxito sirva de ejemplo a  sus compañeros.

Global Management Challenge (GMC) es la mayor competición de estrategia y gestión de empresas del mundo basada en simulación y se celebra desde 1980, simulando un mercado real. Los participantes se enfrentan a la gestión de una empresa de mediano tamaño en un entorno altamente competitivo contra otros equipos.