Recibir IN-ON

Síguenos en Twitter

Seguir @industrialesupm en Twitter.

Súmate a nuestro Facebook

Instagram

Entradas recientes

Historia de la Cúpula de la Castellana

Historia de la Cúpula de la Castellana

La Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Castellana tiene a sus espaldas una larga e importante historia. El edificio nació de la mano del arquitecto Fernando de la Torriente. Diseñó un edificio de planta rectangular con dos patios interiores. Para rematar el conjunto lo coronó con una enorme cúpula sobre tambor de ocho gajos. Este emblemático edificio fue llamado “Palacio de la Industria y de las Artes”. En 1887 cuando se terminó su construcción fue utilizado para la sede de exposiciones de Bellas Artes.

Posteriormente, hacia el 1907 se realizaron diferentes remodelaciones de los interiores del edificio para que se pudiesen instalar el Museo de Ciencias Naturales y la Escuela de Ingeniería Industrial.

A finales del siglo XIX y a principios del siglo XX se encontraba posicionado el hipódromo en frente del “Palacio de la Industria y de las Artes”. Fue una zona de encuentro de la alta sociedad madrileña. En este hipódromo se realizaban otras actividades además de carreras de caballos. El Real Madrid jugó uno de sus primeros partidos y también se realizaban exposiciones aéreas.

De esta manera, en 1907, se implantó en este edificio una titulación que fue aprobada en el 1845 por Isabel II en el Decreto para la fundación de la carrera de Ingeniero Industrial. En 1910 recibió la donación procedente de la Fábrica de la Moneda y Timbre de la máquina de vapor tipo Watt que se encuentra actualmente en el vestíbulo. Tenía el revolucionario invento del regulador Watt donde la propia fuerza centrífuga producida por el giro de las bolas autorregulaba la cantidad de vapor para que la maquina girase a velocidad constante.

En 1957 se reforma el plan de estudios con la aprobación de la Ley de Enseñanzas Técnicas. Pasó a suprimirse el examen de ingreso y fue sustituido por dos cursos introductorios, de carácter selectivo, que se impartían en la Escuela. La carrera pasan a ser cinco años y un proyecto final. Entonces, la escuela pasó a llamarse Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales.

Posteriormente, en 1971 se integra con el resto de escuelas de Ingeniería de Madrid en la Universidad Politécnica de Madrid. En 1976 se aumenta la duración de la carrera a seis años con un plan de estudios que duró hasta el 2000. Finalmente en 2010 se empiezan a impartir titulaciones de grado adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior.

De esta forma ha llegado al día de hoy la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales que imparte los Grados de Ingeniería en Tecnologías Industriales, Ingeniería de Organización, Ingeniería Química, el Máster en Ingeniería Industrial (Máster Habilitante), 13 Másteres de Postgrado y 8 programas de doctorado. Asimismo, alberga a 4.500 estudiantes, 300 profesores y 790 investigadores.

Antonio Berrios. Estudiante del Grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales

Imagen de la Escuela desde la Castellana